Doctor Alexander Fleming

Alexander Fleming nació el 6 de agosto de 1881 en Lochfield (Gran Bretaña), siendo un gran científico escocés, famoso por descubrir la enzima antimicrobiana llamada lisozima y del antibiótico penicilina obtenido a partir del hongo Penicillium chrysogenum.

Trabajó como médico microbiólogo en el Hospital St. Mary de Londres en el Departamento dedicado a la mejora y fabricación de vacunas y sueros hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial.
Finalizada la guerra, regresó otra vez al Hospital St. Mary donde buscó intensamente un nuevo antiséptico que evitase el dolor provocado por las heridas infectadas a los dañados en la guerra

Los dos descubrimientos de Fleming ocurrieron en los años veinte y aunque fueron accidentales demuestran la gran capacidad de observación e intuición de este médico escocés.
El descubrimiento de la lisozima ocurrió después de que un moco de su nariz, procedente de un estornudo, cayese sobre una placa de Petri en la que crecía un cultivo bacteriano. Unos días más tarde notó que las bacterias habían sido destruidas en el lugar donde se había depositado el fluido nasal.

La comunidad científica no creyó en el segundo gran descubrimiento de Fleming, la penicilina, creían que sólo sería útil para tratar infecciones banales y por ello no le prestaron atención.

Sin embargo, el antibiótico despertó el interés de los investigadores estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, quienes intentaban emular a la medicina militar alemana la cual disponía de las sulfamidas.

Fleming no patentó su descubrimiento creyendo que así sería más fácil la difusión de un antibiótico necesario para el tratamiento de las numerosas infecciones que sufrían los ciudadanos.

Por sus descubrimientos, Fleming compartió el Premio Nobel de Medicina en 1945 junto a Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey.

Murió en Londres (Inglaterra) el 11 de marzo de 1955 a los 74 años.


fleming.jpg
Alexander Fleming